Desde Convite se exige y aplica una asistencia humanitaria inclusiva e imparcial

Bajo el principio de la imparcialidad, la Asociación Civil Convite realizó entre julio de 2020 y julio de 2021 su proyecto denominado “Contribuir a mejorar la salud y la protección de las poblaciones más vulnerables, incluida la prevención de la propagación de la Covid-19, en varios estados de Venezuela”.

Las áreas de asistencia incluyen atención domiciliaria por fisioterapeutas, apoyo psicosocial por pares voluntarios y movilizadores, asistencia de protección individual (referencia a otros servicios, dispositivos de asistencia, medicamentos, kits de higiene y alimentos preparados, entre otros), y abogacía.

De un total de 1.216 adultos mayores que fueron abordados y atendidos, 88% manifestó que se ha visto en la necesidad de disminuir la cantidad de alimentos consumidos y la calidad de los mismos. Una de las principales razones para esto es que 93% de estas personas depende de una pensión de vejez menor a $2 al mes y sumando otros ingresos no llegan a $5.

En cuanto al área de salud, 91% tiene, al menos, una enfermedad crónica y sus ingresos, en la mayoría de los casos, no les permiten adquirir los medicamentos indicados  y tampoco tienen acceso a consultas médicas periódicas. Durante la realización de este trabajo de asistencia humanitaria pudo constatarse que 49% de estos adultos mayores no tiene acceso a los insumos para prevenir la Covid-19 y 16% ha perdido a un familiar o amigo por esta causa.

“En Convite centramos la atención humanitaria en las necesidades específicas de las personas más vulnerables, por eso antes de brindar asistencia hacemos un estudio previo para dar respuesta personalizada y posteriormente monitoreamos el cambio en su condición de vida y conocemos sus opiniones sobre la asistencia recibida”, resalta Luis Francisco Cabezas, director general de la organización.

Este proyecto tuvo como aliados estratégicos a ECHO, Médicos del Mundo y HelpAge International.

Los datos clave

  • 18 % de las personas mayores viven solas.
  • 61 % se sienten preocupadas o ansiosas con frecuencia.
  • 91 % de las personas mayores tiene al menos una enfermedad crónica.
  • 92 % tiene dificultades para acceder a sus medicamentos regularmente.
  • 86 % no tiene acceso a consultas médicas periódicas.
  • 48 % de las personas mayores realizan menos de tres comidas por día.
  • 88 % de las personas mayores han reducido la cantidad de alimentos consumidos en los últimos tres a seis meses.
  • 16 % ha perdido algún familiar o amigo cercano por la COVID-19.
  • 92 % de las personas mayores reportan interrupciones frecuentes de los servicios básicos.

Descarga aquí el resumen de nuestra presentación de resultados con todos los hallazgos