Venezuela está envejeciendo y en corto plazo los adultos mayores serán el grupo poblacional predominante, por lo cual se hace necesario el diseño de políticas públicas dirigidas a lograr mayores progresos en el nivel de bienestar, para garantizar que puedan disfrutar plenamente de sus derechos, así se desprende del informe  del proyecto Enpoven: El envejecimiento Poblacional en Venezuela. Evolución y perspectivas, presentado recientemente por la Asociación Civil Convite.

El envejecimiento poblacional puede tener diferentes consecuencias en las personas mayores, dependiendo del contexto situacional, económico y de la condición de salud en el que estén inmersas. El envejecimiento demográfico puede incidir en que haya una mayor valoración pública de la problemática de los adultos mayores; pero si, como en el caso venezolano, ese proceso tiene un ritmo “demasiado” intenso y si se desarrolla en situaciones de empobrecimiento generalizado, de emergencia humanitaria compleja, desigualdad y ante la ausencia de políticas definidas dirigidas a este sector poblacional, puede dar lugar a desmejoras marcadas en casi todas las facetas que forman parte del proceso de envejecimiento, reseña la investigación.

Haz click en la portada para acceder al informe

Asimismo, el informe señala que la población adulta mayor ha sido tradicionalmente muy poco valorada en las políticas públicas y sociales venezolanas. Esto puede ser producto del limitado peso demográfico de este sector poblacional hace algunos años, si se toma en cuenta que hasta la década de los ochenta del siglo pasado, Venezuela era concebida persistentemente como un país eminentemente joven.

Pero, además, la mejora tendencialmente muy marcada de las condiciones sociales y económicas de vida de los venezolanos entre los años 40s y hasta fines de los años 70s del siglo pasado, se expresó también en una mejora genérica de la calidad de vida de los adultos mayores del país, contribuyendo a diluir los problemas particulares y la escasez de políticas públicas específicas para este segmento de la población; lo que a la postre contribuyó a posponer, de una forma peligrosa, la atención a las dificultades que afectarían a este grupo poblacional en el futuro.

En 2020, de acuerdo a las estimaciones realizadas, 12% de la población se ubicaba en el grupo de personas mayores de 60 años o más.

Para leer el informe completo ingresa aquí