Foto: Convite

En el marco de la Conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la asociación civil Convite informa que, como parte de su proyecto Monitor de Salud, adelanta una investigación para conocer de primera mano la situación de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Venezuela, lo que abarca el acceso a los servicios de salud, indicadores de la mortalidad materna e infantil e incidencia de cáncer de cuello uterino y de mamas.

De igual manera, la indagatoria directa explora temas asociados a la planificación familiar, relaciones afectivas y dimensión de la sexualidad de las mujeres mayores, así como la responsabilidad que tienen los hombres en la materia, tanto en lo referente a la reproducción y la paternidad responsable como al cuidado de su propia salud sexual.

Defender los derechos humanos de quienes están en situación de vulnerabilidad es el norte de Convite desde hace 16 años, entendiendo que en situaciones complejas mujeres y hombres enfrentan dificultades diferenciadas, por lo que las investigaciones y líneas de acción son concebidas con enfoque de género.

En el estudio también se incluye el monitoreo de la disponibilidad y acceso a métodos anticonceptivos y de protección en 14 ciudades del país, porque ello constituye un derecho que se vincula con la posibilidad de poder elegir sobre la reproducción y el cuerpo.

El equipo de Monitor de Salud, a la par de la investigación, despliega campañas  informativas y educativas en distintas plataformas sobre la salud y derechos sexuales y reproductivos, a la par de visibilizar la vulneración sistemática de estos derechos por parte del Estado, que transforma en víctimas a muchas mujeres en el país por cuanto se les dificulta el acceso a servicios de salud sexual o planificación familiar, no consiguen anticonceptivos o no disponen de recursos económicos para mantener salubridad y dignidad durante la menstruación, entre otras variables.

UNA CUESTIÓN DE DERECHOS

La salud sexual es fundamental en todas las edades, por eso en el marco del proyecto AgeHum se brinda atención ginecológica de las mujeres mayores, en especial a aquellas que se encuentran en entidades de atención, quienes tenían hasta más de cinco años sin recibir atención médica de este tipo. El componente se desarrolla junto con una labor de sensibilización sobre la importancia de recibir atención ginecológica en las distintas etapas del ciclo de vida y derribar prejuicios que, en muchos casos, impiden que las adultas mayores acudan a chequeos ginecológicos.

Por otro lado, las deterioradas condiciones económicas y de salud pública que atraviesa el país también han impactado de manera diferenciada a niñas, adolescentes y mujeres en edad reproductiva en materia de gestión menstrual. Esto causa riesgos no solo a su bienestar y su salud, sino que compromete su educación y empleo; por ejemplo, muchas jóvenes y mujeres no pueden adquirir productos de higiene menstrual necesarios para sus actividades diarias debido a sus altos costos, ya que sus ingresos se destinan casi exclusivamente a la alimentación. Ante esta situación Convite ejecuta entregas de kits de higiene menstrual en cinco municipios del Distrito Capital y Miranda, a fin de promover el uso de la copa menstrual como una alternativa más económica a largo plazo. La ayuda humanitaria va de la mano de un proceso de formación dirigido a desmontar los mitos y prejuicios sobre la menstruación, al tiempo de brindar alternativas para mejorar su calidad de vida y la relación con sus cuerpos.