Representantes de los centros de salud acudieron a la entrega de los materiales de protección que beneficiarán al personal asistencial, administrativo y obrero. Esta iniciativa forma parte del proyecto Aplana la Curva, cuya finalidad es atender a 41.014 personas de 67 centros de salud de la red pública en 13 estados del país para prevenir los contagios del virus y sus posibles complicaciones entre el personal

Aplana la Curva, creado por Convite con el apoyo financiero de la Unión Europea y la coordinación logística de Médicos Unidos de Venezuela, con el fin de reducir los contagios por la Covid-19 en el personal de los centros hospitalarios, ha elaborado y entregado una serie de kits con los insumos necesarios de protección que han sido distribuidos en diferentes hospitales de Distrito Capital.

La entrega del martes, 24 de noviembre, fue recibida por representantes de tres centros: Hospital Pediátrico Dr. Julio Criollos Rivas (El Cementerio), 184 kits; Hospital Oncológico Padre Machado (El Cementerio), 173 kits; y el Instituto de Oncología Dr. Luis Razetti (Cotiza), 214 kits.

El acto contó con la presencia de Rafael Dochao Moreno, jefe de la delegación de la Unión Europea en Venezuela. El diplomático expresó su admiración a los “héroes vestidos de blanco” que han estado en la primera línea de batalla desde el comienzo de la pandemia.

“Estamos apoyando, a través de Convite, la distribución de este material a los sanitarios de 13 estados del país. Las cifras que nos han dado, de casi 800 sanitarios fallecidos desde el principio de la enfermedad, es algo que a nosotros nos choca mucho. En Europa se tomaron medidas para apoyar al personal sanitario porque son los que están en primera línea para tratar a los pacientes con la Covid-19. Todos esos gestos de solidaridad de los europeos hacia los sanitarios los hemos traído hasta aquí. Es una gota de oxígeno en una asfixia”, reflexionó el diplomático.

Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital, recibió una de las entregas y denunció las condiciones precarias en las que se ven obligados a laborar en los centros hospitalarios de la red pública.

“Una de las primeras causas de las muertes del personal de salud es la escasez de insumos de protección. El Ministerio del Poder Popular para la Salud no ha cumplido con la responsabilidad de hacer la dotación continua de esos insumos. Celebramos esta iniciativa para el personal resiliente que permanece laborando en los hospitales, a pesar del riesgo constante de contagio”, enfatizó la representante del gremio.

Los kits vienen en tres presentaciones, de acuerdo con las necesidades de los beneficiados. El primero es el básico que contiene 400 ml de gel desinfectante, 4 pares de guantes de látex, 8 mascarillas quirúrgicas, 2 mascarillas KN-94 y protector facial. El segundo es el quirúrgico, que, además de lo anterior, también cuenta con un PVC y el tercero es de terapia intensiva, con un visor y una braga de bioseguridad.

Los kits son ensamblados por personal de Convite y de los propios centros hospitalarios, quienes siguen desde el primer paso la trazabilidad del material y son los encargados, luego, de hacer llegar esos kits a las manos del personal, que incluye a médicos, enfermeras, bioanalistas, camareras, camilleros, técnicos de registro, administrativos, nutrición y técnicos radiólogos.

El monitoreo y la evaluación de la gestión de los kits están garantizados por Convite, y los datos del número de personal en cada uno de los centros son suministrados por Médicos Unidos de Venezuela. Además se realizarán jornadas de concientización para coadyuvar en el fortalecimiento de las capacidades de acción del personal sanitario no solo en el correcto y adecuado uso, resguardo y desecho de los insumos de bioseguridad, sino también en la capacitación de protocolos de acción óptimos orientados a prevenir el contagio y la muerte por la Covid-19.

El próximo viernes, 3 de diciembre, se tiene previsto culminar la primera fase de entrega de kits en el Distrito Capital. Ahora restan los hospitales de otros 12 estados, entre ellos Anzoátegui, Miranda, Monagas y Mérida, que reportan las cifras más elevadas de contagio. En total se prevé beneficiar a 41.014 personas repartidas en 67 centros de salud de la red pública.