Mientras los niños experimentan síntomas muy leves, las personas mayores son los que sufren más complicaciones y tienen mayores riesgos graves. La tarea en Venezuela en medio de la emergencia humanitaria compleja denunciada por distintas organizaciones sociales es protegerlas.

Presentamos algunas recomendaciones sencillas para proteger a las personas mayores en Venezuela que además en su mayoría enfrentan las terribles consecuencias de la migración forzada:

Protegernos: por un efecto rebaño, si evitamos contagiarnos, protegeremos directa e indirectamente a todos. Una vez más, incrementar el lavado de manos y evitar el contacto con personas con malestar. Es difícil, pero debemos procurar la distancia social, y evitar el saludo de beso y mano.

Protegerlos de nosotros: si estamos enfermos de gripe, aunque esta sea leve, será mejor que no visitemos a los abuelos. Si tenemos que hacerlo, debemos extremar la higiene respiratoria y nuestro lavado de manos, pero especialmente antes de un contacto cercano con ellos. Si la persona mayor vive con una familia, todos los integrantes deben extremar las mismas medidas, incluyendo los niños, a quienes debemos supervisarles su lavado de manos. Por su salud mental, es importante que esto no les implique aislamiento social, así que reforcemos el acompañamiento con llamadas telefónicas y mensajería.

Cuidadores: una situación especial sería si tenemos malestar y somos cuidadores de personas mayores con alguna discapacidad o dependencia funcional, pero no hay otra opción de que alguien nos reemplace. Por ejemplo, si el abuelo vive con nosotros. En ese caso debemos usar tapabocas y lavarnos las manos antes y después de bañarlo, alimentarlo o ayudarlo a vestir.

Cuidar la distancia: lo mejor es evitar el contacto tan estrecho con ellos. Les podemos dar un saludo amoroso verbal, un abrazo amplio en los hombros, evitando el beso y el saludo de mano.

Empoderar a quienes viven solos por la migración forzada: muchas personas mayores en Venezuela quedaron solos, o cuidan a los niños pequeños debido a las consecuencias de la emergencia humanitaria compleja. Muchas de ellas tienen acceso a internet, pero otros no tanto y por esto es importante dialogar con ellos sobre las medidas de protección personal. Una abuela puede volverse nuestra aliada en la lucha contra el virus si logramos que convenza a sus amistades de que se laven las manos frecuentemente, se alejen de personas enfermas, avisen si tienen síntomas y consulten los servicios de salud si se sienten muy mal. También tomando las medidas de higiene y protección puedes ofrecerle información de lo necesario que es que se quede en casa. Apoya en hacer sus compras y llévales un libro o alguna película para que se puedan entretener.

Evitar aglomeraciones: Por ejemplo, que hagamos las filas para comprar comida que en Venezuela no dejan de ser comunes. Si ves a alguna persona mayor que necesariamente tuvo que salir a comprar comida trata de darle tu lugar y hacerle la compra. Manteniendo una distancia prudente y con las medidas de protección lograrás que se vaya rápidamente a su casa.

Casa limpia: debemos limpiar con desinfectante las superficies donde podría haber secreciones respiratorias.

Servicios de urgencias: todos deberíamos evitar, en primer lugar, asistir a los servicios de salud, en especial a urgencias, y hacerlo solo si los síntomas dejan de ser leves o tras consultar telefónicamente con algún especialista. También recordemos y apoyemos en llamar a los números disponibles para atender.

Atención a signos de alarma: es necesario estar atento a signos y síntomas como fiebre que no cede, dificultad respiratoria, alteración del estado de consciencia o cualquier deterioro notable, y si se presentan consultar de inmediato con algún especialista.

Cuidado de otras enfermedades: es un buen momento para que estemos seguros de que enfermedades como la hipertensión y diabetes se encuentran controladas. Para ello debe cuidarse aún más la adherencia al tratamiento y verificar el adecuado control.

La vida de todos es importante. Debemos hacer todo lo posible para evitar todas las muertes que podamos. Eso será posible si nos unimos todas y todos.

Prensa Convite / Con información de la OPS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *