DESCARGAR BOLETÍN AGOSTO 2018 – CONVITE A.C.

Sobre la medición del mes de agosto destaca:

Persiste la ausencia en los anaqueles de medicamentos prescritos para el tratamiento de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA ́s), ubicándose en 95,6% de escasez. Actualmente padecer enfermedades broncopulmonares conlleva un peligro inminente de muerte, sumado a un precario sistema de manejo de desechos sólidos, que está obligando a las personas a quemar la basura y que supone una amenaza latente a la vida, con mayor impacto en poblaciones vulnerables como los infantes y personas de la tercera edad.

Los medicamentos Antihipertensivos se mantienen con el menor porcentaje de escasez, ubicándose al cierre del período en 79,9%. No obstante esto, en 79 % es un poderoso motivo de angustia considerando que la Hipertensión es una morbilidad de importante presencia en nuestra población, especialmente, nuestra población adulta mayor, pero que indiferentemente de la edad es padecida por 3 de cada 10 venezolanos, la cual se agrava con factores como alimentación deficiente y ritmos de vida complejos, que caracterizan la rutina del venezolano en la actual emergencia humanitaria compleja.

El índice de escasez de medicamentos para tratar Síndromes Diarreicos continúa arrojando alarmantes cifras
superiores a 85%. El aumento de casos referentes a esta morbilidad durante los últimos meses, motivado entre otros
factores por el precario servicio de agua potable, su mal manejo y consumo, nos obliga a calificar como alarmante
esta situación de desabastecimiento reconociendo el riesgo que corre la vida de las personas con dificultades gastrointestinales en el contexto actual de insalubridad.

La escasez de medicamentos para el tratamiento de la Diabetes sigue siendo una amenaza para los venezolanos que
padecen esta condición. Aun cuando su desabastecimiento disminuyó en 7,4% respecto al mes de septiembre del año pasado, durante el mes de agosto se registró un aumento de 4,9% en comparación con cierre del mes de julio.

Estamos obligados a elevar nuestra voz ante el riesgo que conlleva mantener índices de desabastecimiento general
superiores a 79%, esto significa que más de la mitad de los pacientes no conseguirán medicamentos para tratar
las principales morbilidades cuyo avance disminuye la calidad y esperanza de vida, siendo estas enfermedades perfectamente tratables en un contexto donde las políticas públicas e inversiones en materia de salud sean realmente enfocadas hacia el bienestar de la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *