Ya está disponible el boletín del Índice de Escasez de Medicamentos, correspondiente a enero 2021, el cual alerta que las personas con diabetes, hipertensión, infecciones respiratorias agudas, síndromes diarreicos, depresión y convulsiones enfrentan restricciones en el acceso a los fármacos esenciales

(NP).  La escasez de principios activos esenciales para tratar enfermedades con mayor prevalencia ha disminuido ligeramente durante el último año; no obstante, los altos costos de los fármacos los tornan inaccesibles para la mayoría de la población, de acuerdo con el Índice de Escasez de Medicamentos (IEM) correspondiente a enero de 2021 elaborado por Convite AC y nueve organizaciones aliadas, esfuerzo colaborativo que permite realizar el monitoreo en 13 ciudades de Venezuela. 

En el boletín N° 42 del IEM, que forma parte del proyecto de Monitoreo del Acceso a la Salud en Venezuela y analiza la situación de abastecimiento de medicinas para seis morbilidades seleccionadas, evidencia que, si bien los establecimientos farmacéuticos tienen una mejor oferta de productos, el costo es hoy la principal barrera en el acceso a las medicinas. 

La frase “No hay” ha sido desplazada por “No me alcanza”. Esta situación afecta fundamentalmente y de forma diferenciada a las personas mayores en situación de soledad y cuyo único ingreso monetario lo representa la pensión de vejez, que actualmente asciende a poco menos de un dólar al mes, refiere el estudio. 

Al respecto, la evaluación de precios que forma parte del proyecto arrojó que antidepresivos, hipoglucemiantes y antihipertensivos son prácticamente inaccesibles para los más vulnerables al mostrar precios promedios de Bs 11.139.551 para Sertralina, Bs 6.750.740 para metformina, Bs. 7.372.000 para Glibenclamida, Bs. 6.236.083 para amlodipina y Bs 7.751.909 para losartán potásico.

El IEM evalúa la disponibilidad de los principios activos que componen los protocolos farmacológicos para las morbilidades estudiadas (convulsiones, depresión, infecciones respiratorias agudas, diabetes, hipertensión y síndromes diarreicos) en cadenas de farmacias nacionales, regionales, locales e independientes  en el Área Metropolitana de Caracas, Barquisimeto, Ciudad Bolívar, Maracaibo, Maturín, Mérida, Puerto Ordaz, San Carlos, San Juan de los Morros, San Felipe, San Fernando de Apure, Valera y Valencia. 

El Índice de Escasez de Medicinas se levanta desde el año 2016 en el AMC y a lo largo de cuatro años se ha ampliado a 13 ciudades de Venezuela como parte de un esfuerzo colaborativo entre  Convite AC y sus organizaciones aliadas Codehciu, Crea País, Kapé-Kapé, Mulier, Codehciu, Fundación Váyalo, Promedehum, Centro de Animación Juvenil, Defensa en Acción y Funcamama.

Las peores abastecidas

San Felipe, en el estado Yaracuy, encabeza la lista de las localidades con mayor déficit de medicinas. Sus indicadores señalan que la escasez se ubica entre 68% y 92%. Los fármacos para la depresión, convulsiones e infecciones respiratorias agudas (IRA) representan las morbilidades con menor probabilidad de ser encontrados.

En orden de desabastecimiento, el segundo lugar lo ocupa Puerto Ordaz con un indicador que supera el 60% de escasez. La tercera posición es para el Área metropolitana de Caracas, seguida por Barquisimeto y Maturín, ciudad que aparece en la lista por cuarto mes consecutivo.

Índice de escasez según la morbilidad:

Antoconvulsionantes 65,57%

Antoconceptivos: 68,04%

Antidepresivos: 63,33%

Diarrea; 27,22%

IRA: 59%

Hipertensión: 32,93

Diabetes: 40,88

Para leer el informe completo haga clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *