“LA SEGURIDAD SOCIAL ES UN DERECHO. LOS DERECHOS NO SON REGALOS”

 

 En recientes declaraciones a medios nacionales Nicolás Maduro anunció lo siguiente, abrimos cita -subrayado propio-:

“Los pensionados van a cobrar sus dos meses de aguinaldo más el regalo que les doy anualmente yo, de un tercer mes” ………los dos meses son la parte legal, pero desde hace dos años decidí darles un mes más por la guerra económica” añadió Maduro durante una reunión con el gabinete económico realizada en el Palacio de Miraflores. Cerramos cita. Diario Versión Final 03/11/2018.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 86 establece lo siguiente:

“Toda persona tiene derecho a la seguridad social como servicio público de carácter no lucrativo, que garantice la salud y asegure protección en contingencias de maternidad, paternidad, enfermedad, invalidez, enfermedades catastróficas, discapacidad, necesidades especiales, riesgos laborales, pérdida de empleo, desempleo, vejez, viudedad, orfandad, vivienda, cargas derivadas de la vida familiar y cualquier otra circunstancia de previsión social. El Estado tiene la obligación de asegurar la efectividad de este derecho, creando un sistema de seguridad social universal, integral, de financiamiento solidario, unitario, eficiente y participativo, de contribuciones directas o indirectas. La ausencia de capacidad contributiva no será motivo para excluir a las personas de su protección. Los recursos financieros de la seguridad social no podrán ser destinados a otros fines

Ante estas declaraciones y visto lo que establece la Constitución Nacional sobre el DERECHO a la seguridad social, desde Convite organización que trabaja en la garantía y exigibilidad de los derechos sociales y en especial en favor de los derechos de las personas mayores queremos expresar lo siguiente:

  • Nicolás Maduro habla de la entrega de un tercer mes de bonificación de fin de año como un regalo personal como si se tratara de fondos personales cuando en realidad ese tercer mes es una erogación de fondos públicos.
  • Otorgarle al tercer mes de bonificación de fin de año la condición de “regalo personal” le da una potestad discrecional al Presidente de otorgarlo o no en años
  • Al pretender justificar que el tercer mes de bonificación de fin de año es para mitigar los impactos de la “guerra económica” también le da un carácter discrecional y temporal a su otorgamiento, tal como ocurrió con el bono de “guerra económica” el cual fue eliminado en el último aumento del salario mínimo sin ningún tipo de explicación.
  • Al otorgarle la condición de regalo abre la puerta para que dichos recursos en años venideros puedan ser destinados a otros fines, quebrantado lo dicho en el articulo 86 de la Constitución Nacional “Los recursos financieros de la seguridad social no podrán ser destinados a otros fines”.
  • Este tercer mes de bonificación de fin de año siguiendo lo dicho por Nicolás Maduro se ha otorgado en los dos últimos años de forma consecutiva por tanto debe considerarse un derecho
  • Especial situación la que atraviesan más de 000 pensionados en el extranjero que ya cumplen 36 meses sin cobrar su pensión, más los 8 meses de bono de fin de año suman ya, 44 meses sin recibir pago alguno, esto ocurre a pesar de que en Noviembre del año 2017 en un programa televisado de la Sexta TV en España, Nicolás Maduro reconoció la situación de insolvencia y además se comprometió en que sería resuelta en Diciembre de ese mismo año.

Ante estas consideraciones y vista la terrible situación económica que atraviesa el país, en donde son las personas mayores las que enfrentan con mayor rigor sus consecuencias, desde Convite queremos expresar nuestro rechazo a pretender trivializar y dar carácter discrecional a lo que son derechos adquiridos -son dos años consecutivos de otorgamiento del tercer mes de pago- por los colectivos sociales.

 

PETITORIO

Convite AC apelando al principio de intangibilidad y progresividad de los derechos sociales y a la ampliación de todo aquello que se traduzca en mejoras para las personas, solicita:

  1. Que el Gobierno Nacional emita un decreto a través del cual se establezca como un derecho el otorgamiento de 3 meses de bonificación para los pensionados en Venezuela y en el extranjero, de esta forma se rompe con el carácter discrecional que actualmente se le ha otorgado y garantiza que pueda seguir cancelándose en años venideros y no pueda ser
  2. Que el gobierno nacional reconozca la deuda con los pensionados en el extranjero, aclare el limbo cambiario para el cálculo de esa deuda y fije un cronograma de pagos con carácter de
  3. Que la Asamblea Nacional discuta en sesión, la situación de los pensionados en el extranjero.
  4. Que el Gobierno Nacional informe acerca del cumplimiento de la Ley de Bono para Medicina y Alimentación para Jubilados y Pensionadas sancionada por la Asamblea Nacional el 30 de Marzo de 2016 y ratificada su constitucionalidad por el Tribunal Supremo de Justicia en sentencia 327 del 28 de Abril de 2016.

 

En Caracas a los 27 días del mes de Noviembre de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *