En el transcurso del año 2018 hemos sido testigos del agravamiento de la crisis sanitaria en Venezuela. La escasez no sólo impacta la alimentación de los venezolanos, la vida de miles ha sido puesta en riesgo por la desaparición de un importante número de medicamentos ante la mirada indiferente del ejecutivo nacional, cuya atención ha sido llamada en reiteradas oportunidades por organizaciones nacionales e internacionales para la toma de medidas que garanticen el derecho a la vida y salud, sin obtener mayores respuestas al respecto.

A continuación, presentamos el índice de escasez reportado en nuestro estudio durante el año 2018, manteniendo de forma sostenida alarmantes índices superiores a 80%

Octubre cerró con altos índices de escasez de medicamentos, superando el umbral de 90% en aquellos destinados al tratamiento de infecciones respiratorias agudas. Se observa una mejora poco significativa en el abastecimiento de medicamentos para la hipertensión y diabetes, no obstante estos niveles de escasez son motivo de profunda preocupación por tratarse de padecimientos crónicos, cuya carencia puede significar la muerte de quienes los padecen.

DESCARGAR BOLETÍN #15 PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *