El éxodo masivo de cerca de 4,5 millones de migrantes venezolanos en los últimos años ha generado una transformación de la estructura familiar en ese país. Los abuelos se han quedado solos esperando el retorno incierto de sus familiares.

Según la organización civil venezolana, Convite A.C, se estima que cerca de 960.000 adultos mayores viven solos, un fenómeno que se incrementó como consecuencia de la crisis migratoria.

María del Rosario Recao, tiene 89 años, quien vive en un ancianato, cuenta que gran parte de sus familiares están . Por esa razón hoy está prácticamente sola.

Pero la soledad no es lo único que afecta a los adultos mayores. La falta de medicamentos, la inflación son los otros dos factores que más golpean a esta población que depende de los ingresos de los migrantes en algunos casos, los cuales están impactados por la pandemia del COVID-19, -o de una pensión casi simbólica en Venezuela que equivale a como promedio a 1.99 dólares.

Voa Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *